La Mota del Cuervo

El Símbolo Sagrado

Octava sesión

Tras examinar en detalle el vagón de feria, preguntásteis a alguno de los dueños de los carromatos colindantes. Os dijeron que el dueño era un tipo extraño, que venía solamente de vez en cuando y cargado con un saco.

Acto seguido, decidísteis buscar la juguetería de Blinksy, puesto que durante el tiempo que lleváis en Barovia habéis encontrado algunos de sus trabajos… Pero al llegar allí, la tienda estaba cerrada y nadie respondía al llamar. Una de las vecinas os dijo que Blinsky apenas habría su tienda desde hacía unos seis meses, y que solamente iba y venía un extraño hombre, que le traía la comida por las mañanas y la cena por las noches. También mencionó a un tal Piccolo

Vuestros pasos os dirigieron a la posada de Las Aguas Azules, regentada por Urwin Martikov. Sobre el tejado que cubría la entrada a la posada, había cuatro cuervos… ¿Vigilando? En su interior, os atendió Urwin. Sus precios son razonables, y alquilásteis una habitación con posibilidad de ir extendiendo vuestra estancia. Además, os sirvió una buena comida que consistía en un rico estofado de lobo, acompañada de un buen vino: La primera botella de "Dragon Rojo" fue regalo de la casa, y el resto fueron pagadas por Ismark. Urwin os dijo que su propia familia hacía ese vino, y otro llamado "Uva púrpura". También os dijo a qué horas venía el hombre que llevaba la comida y la cena a Blinksy, así que decidísteis esperar su llegada, antes del anochecer.

Durante el rato en la posada, se fueron reuniendo algunos parroquianos. Entre ellos, conocísteis a Sioldar Sioldarovich y a Yevgeni Krushkin, cazadores de lobos. Os hablaron de lo peligrosos que son los lobos en esta zona, y sobre todo los grandes. Según ellos, habíais tenido mucha suerte al sobrevivir a su encuentro. Desconocían la ubicación de la Mansión de los Caballeros de la Orden del Dragón Plateado, si bien habían oído hablar de algo similar hacia el oeste de Vallaki. También que hay un campamento vistani al sur de Vallaki. Os avisaron de los peligros del Lago Zarovich, donde los lobos suelen abundar. Pero lo más inquietante de todo, respecto a los lobos, era su número: No importaba cuántos aniquilasen… No dejaban de aparecer más y más lobos. Compartísteis algunas cervezas, vino y un poco más de charla, mientras Guideon actuaba de forma desinteresada.

Poco antes del anochecer, la puerta de la posada se abrió para dar paso a un personaje con brillantes ropajes. Fue directamente al posadero, para pedirle algo, a voz en grito se dirigió a todos los presentes con un marcado acento: "¡Buenas tardes! Soy Rictavio. el Magnífico. Y como todas las noches, mientras esperamos a que Urwin acabe con mi pedido, vamos a contar una buena historia." Apartó a Guideon de su actuación, sacó su laúd y se puso a contar una historia sobre dos enamorados, y cómo el padre de ella hizo que el muchacho se tuviera que enfrentar a un lobo gigante y monstruoso. Su técnica era mala, pero sin lugar a dudas era un gran narrador. La gente escuchaba ensimismada, y parecía que le estuvieran esperando.

Al finalizar su actuación, hablásteis con él. Rictavio accedió a llevaros ante Blinsky, y además os afirmó que el carromato de feria era suyo. Después de cenar con el juguetero, le podríais encontrar en la posada y os llevaría al carromato, donde había algo que queríais encontrar.

Blinksy se mostró muy amable, siempre sonriente y feliz. Entre sus estanterías había todo tipo de juguetes infantiles, pero cada uno de ellos tenía un toque horripilante: Un móvil de cuna con murciélagos, una cajita que al dar cuerda dejaba sonar una melodía y activaba unos muñecos de niños perseguidos por lobos, un muñeco de ventrílocuo imitando a Strahd, … Pero lo que más llamó vuestra atención, fue una muñeca muy parecida a Ireena.

Blinsly os contó que el confiaba en la risa como mejor arma para vencer al mal de Strahd. Y así lo creía también el burgomaestre, Vargas Vallakovich. Por eso, le pagaba oro todos los meses para que siguiera haciendo juguetes, a pesar de que la gente ya no compraba en su tienda. Os dijo que su mono Piccolo fue un regalo de Rictavio, que llegó hace unas semanas y se ha convertido en un gran amigo. No se acordaba de todos los juguetes que había fabricado, aunque sí que recordaba la muñeca que encontrásteis en casa de Mary "La Loca" y que pertenecía a su hija Gertruda. También os habló de un prodigio creado por su maestro Fritz von Weerg: ¡Un hombre de hojalata! Al parecer, se encuentra ahora en el Castillo de Ravenloft. Si tuvierais la oportunidad, querría recuperarlo.

Sobre la muñeca de Ireena, os dijo que era un encargo privado. Al hablar de ella fue el único momento en el que no se mostró alegre y risueño. Tras mucho insistir, os dijo que las hacía bajo coacción de un hombre muy cercano al burgomaestre, que le había amenazado con quemar su negocio si no las hacía. Fabricaba una cada mes, desde hace algún tiempo, y cada vez eran más parecidas a Ireena… Aunque él desconocía la existencia de la chica. Tampoco sabía para qué podía querer tantas muñecas. Os ofrecísteis a ayudarle, y a cambio os ofreció uno de sus juguetes. Tank se llevó la marioneta de Strahd. Como desconocíais la identidad del extorsionador, dejásteis a Blinksy haciendo un muñeco del mismo, para poder identificarle.

De vuelta con Rictavio, estuvísteis hablando un poco con la gente de la posada, para cotejar información. Descubrísteis:

  • El burgomaestre ha decretado un nuevo festival para dentro de tres días… el Festival del Sol Brillante. Pero no hace ni una semana que finalizó el Guateque de la Cabeza del Lobo.
  • La mano derecha del burgomaestre se llama Izek Strazni. Es un hombre violento y con una deformidad: Un monstruoso brazo con el que puede conjurar fuego.
  • La gente está dividida entre los que confían en el burgomaestre y los que creen que tanto festival y tantas risas solamente les alejan de protegerse contra Strahd.
  • La mayor oposición al burgomaestre, es Lady Fiona Watcher. De hecho, desobedece al burgomaestre continuamente y su hijos (Nikolai y Karl) causan bastante problemas en Vallaki.
  • Lady Fiona tiene una hija loca a la que mantiene encerrada en casa.
  • El burgomaestre no se atreve a actuar contra Lady Fiona, porque al parecer procede de una línea de sangre emparentada con el propio Strahd von Zarovich.
  • A veces se ven destellos de color púrpura emanando del ático de la mansión del brugomaestre.
  • Al sur existía un poblado que fue borrado del mapa por Strahd, ya que le enfurecieron.

Al preguntar a Ismark sobre las posibilidad de derrocar al actual burgomaestre, os dijo que necesitaríais el apoyo de otros burgomaestres. Y que ahora mismo, no podríais contar con ninguno porque él no tenía ni el apoyo suficiente en su propia villa.

Por último, Rictavio os llevó hasta su carromato. Portaba un saco que goteaba… algo. Al llegar, subísteis todos al techo del vagón y allí abrió una trampilla. En el interior del carromato había un tigre de dientes de sable. Rictavio le arrojó el contenido del saco, que era carne. Os contó que estaba… amaestrando al animal. Cuando el tigre se hubo saciado y se echó a dormir, entrásteis en el vagón y en un compartimento escondido, Rictavio rebuscó una pequeña bolsa de cuero. Os lo tendió, y en su interior estaba el Símbolo Sagrado de Ravenloft. Guideon lo identificó como una poderosa protección contra los vampiros.

Rictavio afirmó que encontró ese símbolo en una iglesia abandonada, en una villa al sur. Seguramente la misma que fue arrasada por Strahd. Es un poderoso signo del bien, creado por Clérigos y que fue concedido a Lugdana, un Paladín que se dedicó a exterminar vampiros hasta el día de su muerte. Desde entonces hasta que lo encontró Rictavio, se decía que era custodiado por clérigos… pero que luego se perdió su rastro. El Símbolo solamente puede ser portado por un Paladín o un Clérigo del Bien.

Os cedió el amuleto, sin oponerse en ningún momento. Además, os reveló las ubicaciones hacia las Puertas Ambarinas y la mansión de la Orden del Dragón Plateado. Os contó la historia de ésta última, donde la leyenda decía que Strahd abatió un dragón de plata que habitaba en estas tierras: Argynvostholt. Los caballeros que seguían a este dragón fundaron la mansión en el lugar en el que fue abatido. Os reveló que la vistani que os había echado las cartas, Madame Eva, también tenía lazos de parentesco con Strahd von Zarovich: De hecho, es un medio-hermana. Por último, os habló de una torre a las orillas del lago Baratok. Allí podríais encontrar a una buena amiga suya, la vistani Ezmeralda d'Avenir.

Comments

sanyudo sanyudo

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.